Comprar un seguro médico

Ser ingresado en un hospital no puede considerarse una experiencia agradable. Sin embargo, lo que ya de por sí no es agradable puede llegar a convertirse en una experiencia traumática para la familia y dañina para el paciente. Los hospitales públicos suelen tener un problema de saturación. Cuando es ingresado en un hospital público generalmente necesita pasar varias horas a la espera de que se le asigne y prepare una habitación. Dicha habitación puede dejar mucho que desear: camas antiguas, incómodas y con una articulación deficiente, escasa limpieza, espacio reducido, atención despersonalizada, estética desagradable y, sobre todo, otro paciente en la cama de al lado. Si ha estado ingresado en un hospital público alguna vez, sabrá que la peor experiencia suele estar en la falta de privacidad que supone estar al lado de otra persona enferma. El paciente vecino puede tener otra enfermedad, tose, vomita, se queja, se levanta para ir al baño y recibe visitas de sus familiares, mientras usted sufre en su cama con apenas la protección de una cortinilla que separa las camas. Las visitas que reciben los pacientes vecinos pueden ser también una fuente de trastorno, produciéndose incluso enfrentamientos dada la tensión del momento y la convivencia forzada durante horas. Puede evitar todos estos inconvenientes con un seguro médico privado.

Al comprar un seguro médico privado obtendrá acceso a mejores hospitales con instalaciones no saturadas y que protegen la privacidad del paciente y de su familia. El tiempo desde que el paciente accede al hospital hasta que es ingresado es notablemente más rápido, evitando así las salas de espera saturadas de personas con diferentes enfermedades y la incomodidad de los familiares acompañantes. El equipamiento es más moderno, con mejores aparatos de seguimiento y camas articuladas de última generación. La estética también es un aspecto a destacar, teniendo en general ventanas con mejores vistas y una decoración más agradable a la vista. Las enfermeras y demás personal sanitario le atenderá de una forma más personalizada y atenta, al tener menos saturación de pacientes. Pero si en algo notará las ventajas de tener un seguro privado con hospitalización es en la comodidad y privacidad que proporciona disponer de una habitación individual perfectamente acondicionada para usted y su familia. Sus posibilidades de encontrarse con personas molestas en las instalaciones serán mucho menores, y podrá al menos sentirse cómodo mientras espera su intervención o continua su recuperación.

2 comentarios en “Comprar un seguro médico

Deja un comentario